SMR_20140810_Nordkapp_088-2

En esta ocasión, abre el post una mujer viajera. Pero no es una mujer cualquiera. Es el perfecto ejemplo de que para viajar, cualquier tipo de moto sirve. Ella, Belén, viaja a los mandos de una Derbi de 125 CC, pero lo importante no es esto, lo mejor es que es capaz de haber llegado a cabo norte a la “velocidad de las mariposas” como diría mi amigo Álvaro Neil. Belén no es una rider cualquiera, es madre de tres hijos, así que como veréis no hay excusa con esto de la familia. Querer es poder y ella lo demuestra a cada kilómetro y nos lo cuenta en su blog, de curioso nombre, como su Nick: MaryPomppis.

La conocí por ser la novia de otra persona a la que considero amigo, Sergio Morchón, en la primera vez que asistía como conferenciante en una reunión de motos anual que hace una casa alemana en los Pirineos. Sergio llegaba con una mujer rubia a su lado. Me la presentó y me cayó muy bien. Es muy simpática. Ella también es frágil, delgada…pero esto sobre la moto no importa, ¿verdad?.

 

Aquí van las  diez respuestas de esta mañica:

Belén Manero, Zaragoza, España

1- ¿Cuándo empezaste a viajar?

Hace cinco años se forjó como algo que daba aliento y fuerza a mi vida cada quince días. Poco a poco se fue convirtiendo en algo necesario, como una adicción que de manera sana complementaba mi día a día y mi persona.

2- ¿Qué motos has tenido? Con cual te quedarías y por qué.

Fácil una Derbi Terra 125 (risas), ¿pero a caso la moto es importante? Solo tienes que desear algo para hacerlo posible. Y viajar es posible siempre que lo desees con fuerza y lo necesites.

3- ¿Con cuanto tiempo planeas los viajes, sabes cada paso que vas a dar, llevas los lugares donde vas a dormir ya preparados?

A penas se la ruta que seguiré, pero está preparada, a penas se cuantas horas estaré encima de la moto o que lugares visitaré, si necesitaré ropa de abrigo, tacones o chanclas, pero cada día me importa menos. Se que voy de ruta, que por suerte cuento con una persona que planificará por mí, no necesito un sitio concreto ni un tipo de paisaje. Allá donde vaya, puedo dejarme sorprender, puedo admirar una puesta de sol o contemplar el mar rompiendo con fuerza, o quizás sea una vaca que pasta tranquilamente, o un campo de flores silvestres, girasoles o bosque de pinos. ¿A caso es necesario saberlo todo con antelación? Yo pienso que no, disfruto de la sorpresa y de dejarme mimar, confío.

4- La eterna pregunta….¿solo o acompañado?

Ahora mismo, acompañado, quizás nunca haya probado a viajar sola, la verdad es que de momento no me atrae tanto como compartir el viaje con mi pareja, él me facilita mucho las cosas y cuando no lo hace, que no todo van a ser arrumacos, creo que eso es la vida, un poco de sal y pimienta no viene mal que mucho dulce, empalaga.

SMR_20140820_Nordkapp_462

5- Que te llevas siempre que nunca usas en tus viajes

Pues… el pintalabios y cada vez menos los tacones ya que empiezo a sacarlos de la maleta, aunque sigo pensando que si caben los metería, un momento de feminidad es agradable y necesario.

6- Viajes cortos (qué es para ti corto) o largos (ídem)

Corto se me queda el fin de semana, corto se me queda el viaje de semana santa de diez días y corto se me queda el viaje de verano de 27, así que me parece que nunca sería suficiente, aunque me gusta regresar para volver a iniciar otro nuevo viaje, no optaría por el viaje permanente, necesito tocar la rutina para valorara el viaje.

7- Viajarías así si tuvieses familia (niños, mujer, marido)

Sí, lo hago aunque creo que soy una privilegiada, mi pareja me asomó a los viajes en moto y a amar los viajes. Y teniendo tres hijos a los que me dedico de lunes a viernes en cuerpo y alma y fines de semana alternos, por mi situación de divorciada, tengo “canguro gratis” cada quince días que dan cabida para mi desarrollo personal y para mimarme un poquito.

9-¿Por qué en moto?

Porque hueles, sientes, vives y disfrutas en grado superlativo, es como ver el teatro en primera fila o en el tercer anfiteatro de vista reducida, yo ahí, en primera fila.

10- Tus proyectos

Seguir disfrutando de viajar en moto, da igual si es una ruta de 100, 200 o 11500 km, aquello que puede sorprenderte puede estar no muy lejos solo tienes que darte la oportunidad de descubrirlo.

10- Qué es lo que no has vuelto a hacer desde que volviste del primer viaje.

Mostrar inseguridad en la decisión… me voy o no me voy. Lo tengo claro, GASSSSSSS!!!!!

Facebook de Belén

 

Morchon 

El segundo de nuestros viajeros de este post es Sergio Morchón. Médico de profesión, viajero de alma. Tiene una página web con temas muy interesantes siempre de actualidad motera. Además ha escrito un libro maravilloso en el que nos cuenta su experiencia viajando a Cabo Norte y que acompaña con una magnifica y detallada guía para viajar a este lugar. A Sergio le conocí la noche anterior de salir a mi Vuelta al Mundo, en Barcelona. Tras este breve encuentro seguimos manteniendo el contacto por escrito. Cuando le he pedido ayuda (médica) ha contestado sin demora y me ha solucionado alguna papeleta (vamos, que si me he puesto enferma o me ha pasado algo, me ha atendido iso-facto) por el camino. Es una persona dispuesta a ayudar siempre, tanto en su faceta profesional, como en la personal. Le tengo mucho cariño.

Sergio Morchón, Barcelona

Nick: DrJaus. Bueno, porque soy médico y… a veces tengo tan poco tacto como el Dr. House.

 1- ¿Cuándo empezaste a viajar?

A viajar, desde pequeñito, es una costumbre que me inculcó mi padre, con el que me recorrí casi toda España de catedral en catedral. Luego ya en moto, me di una vuelta por España en unas vacaciones con 25 años, pero así de manera más continua, hace solamente 5 años que voy dando tumbos por Europa, fundamentalmente.

2- ¿Qué motos has tenido? Con cual te quedarías y por qué.

No he tenido muchas, en más de 30 años: Yamaha RD80, Suzuki GS500, Honda CBR600F, Aprilia Pegaso 650, Honda CBR900RR, BMW F800GS, BMW R1200GS 2010, BMW R1200GS Adveture 2014. De todas ellas me quedo con cualquiera de las tres últimas, que son las que más satisfacciones me han dado viajando.

3- ¿Con cuanto tiempo planeas los viajes, sabes cada paso que vas a dar, llevas los lugares donde vas a dormir ya preparados?

Me encanta planificar los viajes, a veces meses antes de comenzarlo. Es una forma de disfrutarlos durante más tiempo. Generalmente preparo lo que quiero visitar y por dónde quiero pasar. También planifico dónde debería dormir en cada etapa, pero eso lo dejo abierto a cambios de planes de última hora o a imprevistos: suelo reservar hotel la noche anterior, en función de lo que prevea. De hecho, que las cosas planificadas se vayan cumpliendo una tras otra, es otra de las gratificaciones del viaje.

4- La eterna pregunta….¿solo o acompañado?

Una respuesta estándar a una pregunta eterna: depende. Viajando disfruto siempre, sea solo o acompañado. Al principio lo hacía en solitario, pero sin duda mis viajes más recordados son aquellos en los que disfrutas en compañía de tu pareja. Y si puede ser uno en cada moto, mucho mejor: la pareja se convierte, además, en colega y amigo. No se puede pedir más.

5- Que te llevas siempre que nunca usas en tus viajes

Siempre me llevo guías de viaje, o dossiers donde tengo preparado lo que debo visitar, pero luego nunca miro. Prefiero que los alicientes del viaje me sorprendan a diario. Es lo bueno de la preparación: sabes que tienes que pasar por ahí porque hay algo que quieres ver. Pero con mi escasa memoria, a veces lo olvido y el viaje me va sorprendiendo sobre la marcha.

6- Viajes cortos (qué es para ti corto) o largos (ídem)

Como sean, da igual. Los que trabajamos tenemos muy diferenciado el viaje largo (30 días en verano) del viaje corto (cualquier fin de semana del año). Y en todos se disfruta. La longitud del viaje no está relacionada con encontrar la aventura o no. La aventura depende de la actitud del viajero, no de la distancia recorrida ni del tiempo.

7- Viajarías así si tuvieses familia (niños, mujer, marido)

Pues no lo sé… Pareja tengo y lo compaginamos bastante bien: viajando juntos. Seguro que en cualquier circunstancia se puede encontrar la solución.

8- ¿Por qué en moto?

He viajado toda mi vida, muchas veces en coche, y otras en avión. Y nunca he encontrado tantas satisfacciones como viajando en moto. Las cosas van cambiando paulatinamente, los olores y el ambiente interaccionan tanto contigo que eres parte del paisaje. Es la mejor manera que conozco de entender realmente el mundo que intento descubrir.

9- Tus proyectos

Pues de momento seguir disfrutando de los viajes en moto todos los fines de semana que pueda, y planificar un viaje algo más largo para cada verano. Este año vuelvo (y será la cuarta vez en cinco años) a Nordkapp, esta vez en un grupo organizado. Y el año que viene, seguramente volveré a Estambul con Belén, pero esta vez ella llevará su propia moto.

10- Qué es lo que no has vuelto a hacer desde que volviste del primer viaje.

No he vuelto a mirar ofertas para viajes en avión a lugares remotos. Ya no volvería a Vietnam, Sudáfrica o India si no es encima de una moto.

FaceBook de Sergio Morchón

 

 

¿qué hacer si vives en España y tienes  cinco días para ir y volver  la una de las regiones más olvidadas de Portugal? Visitar el Alentejo.…
Salvaje K Rider
Creí que no se animarían muchos más a contestar a estas preguntas, la verdad, mucho de ellos aún están de ruta o acababan de terminarla…

pensamientos de 3 \"Viajando en pareja: La doncella y su caballero andante\"

  1. Grandes respuestas de grandes viajeros. Solo con leerlo dan ganas de coger la moto y poner rumbo al infinito.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *