En ruta!

El pasado viernes 8 de junio fui  recibida en la ciudad amurallada de Ávila. En la puerta del Ayuntamiento, me esperaban unos seguidores que me acompañaron hasta la sala donde el alcalde, Don Miguel Ángel García Nieto y otros funcionarios, me dieron la bienvenida ofreciéndome un bonito libro sobre la región abulense.

La charla en el Ayuntamiento descubrió a los numerosos medios de comunicación allí reunidos la gran aventura que he realizado, un año y medio de camino que conseguí finalizar gracias al espíritu de superación, aventura y la ayuda de muchas personas.

Descubierta frente a la puerta del Ayuntamiento

El acto finalizó en la plaza del mercadillo, frente al Ayuntamiento, donde el alcalde  (que también se declaró motorista) observó la BMW interesándose por otros datos más espirituales sobre el viaje.

Alicia y el equipo de Cruz Roja Avila

Esa misma tarde, en las instalaciones culturales de Ávila y gracias al grupo “Nómadas” daba una conferencia sobre mi viaje. La única condición para entrar era traer un KILO DE AYUDA, colaborando de nuevo con Cruz Roja y reuniendo algo más de 25 kilos de alimentos.

El sábado me despedía de la ciudad medieval con una ruta por la bonita sierra de Gredos, el tiempo nos acompañó a todos los motoristas que ruteamos por las sinuosas carreteras de la montaña.

Sierra de Gredos, en un descanso

Lo mejor de todo fue compartir con los ahora nuevos amigos un grandioso fin de semana, cenamos, escuchamos música en vivo ofrecida por el saxo de Andrés y colaboramos con lo que pudimos para echar una mano a los que nos necesitan.

“Me sorprendió la invitación del Alcalde y su saludo, la verdad me hizo mucha ilusión ya que la familia paterna de mi madre han estado muy ligados a un pueblo de Ávila, Navaluenga, donde he pasado los primeros años de mi vida”

“Estoy muy contenta de seguir colaborando con Cruz Roja, en estos momentos se necesita que ayudemos a los que están a nuestro lado, hay muchas familias que con un kilo de arroz pueden dar de comer a los pequeños, es el momento de colaborar con los nuestros”

Con el Presidente de la Comunidad de Madrid y mi BMW
Menudo sorpresón. La comunidad de Madrid, para la que estuve…
Parece que he parado, que no estoy, que me he esfumado, pero no es así, llevo dos meses intensivos preparando  lo que será el mejor programa…

Un pensamiento en \"Un kilo de ayuda en Ávila\"

  1. Hostias, Navaluenga! Pues no pase yo veranos en Burgohondo, íbamos a Navaluenga al cine de verano. Aún me acuerdo viendo El Dorado tapado con mantas jajajajajajajaja que frío, y era verano. Bonitos recuerdos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *