Cada vez que llego a un nuevo país me estreso, tengo que rápidamente ajustarme a sus normas, a sus costumbres, comida, café, lugares donde aparcar, comportamiento en la carretera, idioma, acento del idioma y un añadido más por ser mujer: observar el comportamiento de los hombres hacia nosotras. No es coña, en serio. En Europa estamos tan acostumbrados a convivir a diario que cuando llegas a otras culturas sufres un choque.

Each time I arrive to a new country I am stressed: I must adapt to new rules, new habits, food, coffee, places to park, how to drive on the road, idiom, idiom accent and a plus for being a woman: observe the attitude of men towards women. It is not a joke, it is real. In Europe, we are so used to live together that when we go to another culture it is shocking.

 

Me gusta el respeto, el acercamiento amistoso y la educación y estas tres cosas casi nunca, desgraciadamente, van unidas. Da igual que sea un país “desarrollado” o no. Y muchas veces, lo dejamos pasar cuando esto no ocurre con nuestros amigos e incluso parejas, pero no me quiero meter en esta piscina, que no he venido aquí a hablar de eso. Y he de escribir, que si alguien me ha ofrecido ayuda, han sido hombres.

Y es que acabo de cambiar de país, hace unas horas. Y estoy cansada, hambrienta y descolocada. Aún no me ha dado tiempo a amoldarme, a controlar el paisaje, a ver que tengo alrededor y este estado tipo “limbo” me agobia. Si, se me hace un nudo en el estómago, tengo ganas de llorar y comienzo a pensar que qué coño hago yo aquí. Casi sin un duro, con una moto que pesa exactamente 358 kilos, siempre en vaqueros, con unos pelos horribles y sin mis amigas-os con los que tomo cañas y me desahogo, donde el viento da la vuelta, es decir en España. Y cada vez estoy más lejos, o más cerca, pero no estoy con ellos ahí.

I love the respect, the friendly approach and the good manners. Unfortunately these three things are almost never together. It does not matter if the country is rich or not. And many times we leave it go when it happens with friends, but I do not want to talk about that. I must write that all the help I am being offered came always from men.

I have just arrived from another country. I am tired, hungry and out of place. I need time to adapt, to observe the new landscape, to watch what is around, and all this stress me. I have stomach ache, I want to cry and I start to think what the hell I am doing here! Almost without money and with a 358 kg bike, always wearing jeans, with a bad looking hair and everyday farther away from my friends with who I used to share my griefs.

No hablo de tener una conversación electrónica (aka FB o Twitter, incluso Whatup, ¡que menos mal que existen y que todos me hacéis compañía!) hablo de un abrazo, de una mano en el hombro, de una opinión contradictoria a la mía expresada con cariño, de otro punto de vista al que mis ojos ya se han acostumbrado. De tantas y tantas charlas que junto a “cienes y cienes” de cervezas, me estoy perdiendo. De unos “Alicia no te pases” junto a otros, “comparto tu opinión al 100%”. Y me doy cuenta que esto es lo que le falta a este año y medio de vida que estoy haciendo. Y me muero de rabia, de nuevo el mundo es injusto, una vez más. De nuevo uno aunque haga lo que quiera, no lo puede hacer del todo, nada es perfecto, está claro. ¿No nos lo enseñan así de pequeños? Nos hacen creer en príncipes y princesas, en cuentos chinos. Todo cuesta y mucho, cuesta vivir, aunque estés de viaje por el Mundo.

Muchos me envidian, o eso dicen. Unos lo dicen en público, con el corazón, los que lo dicen por detrás es con envidia malsana, ellos sufren, yo no. Y visto desde fuera esto es para envidiar. Estas de viaje, viendo cosas nuevas, fuera del país en crisis, sin preocupaciones por el trabajo, pagos, hijos… Y lo se y lo entiendo, yo también he estado “al otro lado”, pero ahora estoy en este y no es fácil. No, al menos para mi. Pero es lo que toca, viajar y tirar para delante. Y aquí estoy, demostrándome no se que coño a mi misma. Y puedo volver, pero no quiero. Siempre me gusta terminar lo que empiezo es parte de la educación que mis padres me han dado: superarse y terminar lo que uno empieza, aunque no sepa bien, aunque la sopa no esté rica y te haya salido salada. No se puede elegir, no hay tres sopas distintas. Tu te la guisas, tu te la comes…y así con todo.

I do not speak about chatting in the Net (aka, FB, Twitter and whatsapp, thanks God! We have all), I speak about a hug, a hand that helps you, a conversation expressed with love. So many friends meetings at a beers bar that I am missing right now.  From “Alicia do not cross the line” to “ Alicia, I agree with you 100%”. This is what I miss now in my new way of life. And again, even if I am doing what I want to do, there are still things that I miss. Life is like that. When kids; we are taught to be the prince and the princess in a beautiful tale. Real life is not easy, even while travelling around the world.

 Many envy me, or they say so. Some say it openly with the heart, others say it hidden with bad feelings. They suffer, not me. From outside it is normal to feel envy: Travelling, visiting new places, out of our damaged country (Spain), no worries, no payments, no kids. I understand, I have had also a normal life. But now in this adventure things are not easy. But here I am, and I must go on. Proving to myself I do not know what. I could come back home, but I do not want. I always finish what I start, It is part of my parents teachings: overcome even when things are not easy, not nice. No choice, you cook it, you eat it.

carreteras de baches con camellos

Y de nuevo estoy sobre mi moto, programando el GPS para llegar a algún lugar y ver siendo los ojos de muchos, oler, sentir frío, calor, la humedad relativa del aire, el depósito de la moto, cámara encendida, y ¡vamos!. En estos momentos, sobre mi BMW todo lo anterior se borra, se desvanece me transformo en otra persona, no pienso. No se si soy más feliz que lo que añoro, pero no estoy triste, ni cansada, el nudo desaparece y se me borran las lágrimas. Y hablo con mi abuela, ella está conmigo dentro del casco, siempre está ahí, desde que salí. Me escucha. Y entonces no quiero parar, me gustaría tener un depósito infinito para seguir y seguir.

And again I am on my bike, setting the GPS to get somewhere and showing to many people through my senses the views, smells, feelings of cold, heat, humidity… The camera is ready, the tank full so let´s go! All I said before starts to disappear when I ride my BMW, I am a new person, I do not think. I am nor sad, nor tired, the tears disappear. I speak with my grandma, she is with me, she is always there, she listens to me and then I do not want to stop, I wish to have a tank with unlimited fuel to keep going without stop.

Etiopía

Y cuando paro ya se algo más de lo que me rodea y con suerte alguien me espera, un amigo, un amigo de una amigo…y no ceno sola. Y puedo oir el ruido del cristal cuando choca con otro en un brindis y eso me reconforta, me anima y me le da sentido a lo que hago. No soy un lobo solitario, ni siquiera una oveja descarriada. Soy un ser social. Me gusta la gente.

And each time I stop, I know new things about this country, I hope someone waits for me, a firrend, a friend´s friend…And I do not have dinner alone. I can listen the crystal sound of two glasses  toasting and that makes me feel good, lifts up my spirit and gives sense to what I do. I am not a lonely wolf, I have not lost my way. I love social life, I love people.

Me crié en una familia con cinco hermanos y rodeada de perros, siempre en mi casa ha habido jaleo, siempre gente, somos una gran familia, primos, tíos, abuelos…ahora nietos y sobrinos y más perros. Me encanta cocinar, pero no para mi sola, para los demás, sentarlos al rededor de una mesa con el mismo aroma. Y este viaje me está dando esos respiros frente a los alimentos frescos, dispuestos por colores para ser cortados y cocinados. Ahí vuelvo a ser yo misma, pero sin nudo ni lágrimas, relajada, contenta. Me sienta bien. Y a los demás también, comer juntos une, cocinar para alguien es la mejor manera de darle las gracias, de pedir perdón, de agasajar…así alimento mi alma, cocinando, contando colores, escribiendo para mi que somos todos.

I have been raised in a family with five brothers and many dogs. Home has always been busy, always many people around, we are a big family: cousins, uncles, grandparents and now grandchildren, nephews and more dogs. I love to cook, but not for myself, for my family and friends all around a big table. And this trip is giving me these breaks when I see and smell fresh fruits with their colours ready to be prepared. And then I am myself again. No tears, just relaxed and happy. I feel good, and the others too, eating together join the people, cooking for someone is the best way to thank someone, to ask forgiveness, to entertain.. . I feed my soul in that way, cooking, observing the colours, writing for me which is for all of us.

And start again. Going from one place to another. Stomach ache, engine on and go… 

Y otra vez vuelta a empezar, irse de aquí para llegar a allá. Nudo en la garganta, arranco….ya…

Twitter: @aliciasornosa

¡Me habían robado!, llegué agotada a la gasolinera y eso que solo llevaba dos horas conduciendo, pero dos horas luchando contra el vendaval: la moto…
De Arizona a ...
Llevo viajando desde septiembre de 2011 y me han pasado muchas cosas. Algunas he sabido expresarlas con…

pensamientos de 2 \"Sobre el alimento del alma / Feeding the soul\"

  1. Fuerza Alicia…dale que se puede si es el corazón el que te guía. Vives el sueño de muchos hombres y por sobretodo de mujeres que amamos las motos y conocemos la vida que nace cuando nos aferramos al volante y nos conectamos con nuestras máquinas, confiando en ellas para que nos lleven al cielo mismo. Ánimo mujer, te queda mucho por vivir aún…y sé que volveras triunfante.

    Un abrazo fraterno,
    Mónica o PEGASO.
    CHILE.

  2. q bien describes lo que es la vida; solo cambio constante. Lo solido y lo estable es una ilusion, y a nuestro yo le encanta esa aparente seguridad. pero al corazón no se le engaña, y si que sabe reclamar lo que es suyo por medio del instinto que siempre nos dice: ve mas allá!! cruza el umbral!!
    Querida Alicia tu si que has sabido oir al corazon!! como te has sabido poner a tono con el!! por eso algo de tu experiencia también queda en mi y en la de muchos. has venido a ser un espejo en la que nos vemos reflejados. Gracias por ser sensible y fiel a la voz de tu corazón q tambien es el de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *