Con la que fue mi compañera en PR, la nueva BMW 700

 

No me había dado tiempo a escribir sobre este país, pero ahora que estoy más relajada en casa de Fernando “Nando” y tengo un día entero para mi, lo voy a hacer.
Contactaron, contactó mi ya amigo Tony, por el “caralibro” (traducción de Facebook). Fueron varias semanas de charla, que si vienes a Puerto Rico, que si no puedo ir, que si ven sin moto, que si no me da tiempo…al final llegamos a una solución, en un mes, estaría allí. ël me facilitaría de alguna manera el billete de id y vuelta y organizaría, como decimos en mi tierra, un “tinglao”. Y dicho y hecho, tras varios mails más y alguna llamada de teléfono, me pone una fecha para coger en Panamá un avión.

Yo estaba aún lejos, en México DF, disfrutando de la compañía de otros amigos como Andrés y el Club de BMW de allí, de los vídeos de “Rodando por México”, de la reunión en Uruopan (increíble), de mi amigo Javier Mora, de San Luis de Potosí me hizo pasar unos días maravillosos, con su perra Galleta y unas excursiones magnificas por la zona.
La cuestión, y voy ya al grano, es que tenía que llegar a Panamá el día X para coger un avión, si o si. En Oaxaca cené con Lis y su marido, reímos y bebimos tequila (me encanta esta bebida acompañando a una suave cerveza) y me encontré con Búfalo y Solaris, los tres bajamos por una singular ruta hasta cerca de la frontera. Allí dos seguimos y otro continuó por México. Pasamos el terremoto. Cruzamos mil fronteras a toda mecha y lo conseguí, llegué a Panamá.

El cartel ya firmado

Dejé mi moto en un avión y me fui a una isla dichosa, bonita, clara y lluviosa. Me esperaban muchos, muchos más de los que nunca imaginé, mi nombre estaba escrito en un cartel. Me llevaron a un precioso hotel rodeado de palmeras y mar. Me invitaron a cenar, me integraron en intereantes conversaciones en una cena íntima con el club BMW y los responsables del grupo Bella, y por consiguiente, los responsables de mi estancia en Puerto Rico.

En el plató

Al día siguiente me tocó darlo todo, me esperaban varias entrevistas en TV y lo mejor de todo, una charla para los amantes de las motos y los viajes. Hubo un momento, me pasa desde la primera vez que hablé de mi viaje en púbico, que se queda todo el mundo callado, en esos momentos no se si “la cosa” va bien o mal, si están absortos pensando en su viaje a través de mis fotos y comentarios o lo están pensando en la lista de la compra.

grandes motoristas escuchando a Alicia en BMW Puerto Rico

Tras la charla, felicitaciones. más preguntas y lo que en realidad todos deseamos y hemos venido a hacer, la RUTA. Visitar una parte pequeña de un gran isla es lo mejor, te da tiempo a ver cosas preciosas, bonitas, paisajes de película y también te da tiempo a conocer a casi todo el grupo.

Con una de las chicas del grupo femenino, que bravas!!

Como los de LAMA (de los grupos de motoristas más compactos y auténticos que he visto por el mundo), las chicas (que me hicieron llorar al entregarme una placa conmemorativa tras la charla), y todos los que en sus motos vinieron y de paso, aprovechamos para apoyar la lucha contra el cáncer de mama.

Tony Pagan, su hija y yo

Y así, acabó el día. Tony me llevó a conocer a un amigo, cantante, que tiene un barcito perfecto y a comer en este lugar delicisas empanadillas, todo ha sido perfecto durante este fin de semana que pasé en Puerto Rico. espero volver algún día.

David Ashe y la camiseta que se vendió con motivo del Cáncer de Mama

PD. Gracias Bella Internacional (BW Puerto Rico) por poner a mi disposición la nueva F 700 GS que no quería soltar y tanto me costó bajarme de ella, a Tony Pagan por su implicación y hacerme llegar hasta allí y a las mujeres motoristas que con su entrega me emocionaron!

Las llamas del jardín
Llegar a la frontera fue fácil, mucho, además me acompañaba Hernán desde Guayaquil. Antes pasé por la…
Las vistas de mi habitación de Máncora, en el Mancoral Hotel
Máncora fue mi primer paso en este país. Julio desde…

Un pensamiento en \"Puerto Rico, riiiico!\"

  1. Saludos Alicia, Pena me da no haber compartido contigo y el grupo peculiar de Johana, es verdaderamente especial, pero no se sabe nunca donde un motero va a rodar en esta tierra. Tal vez tengamos la oportunidad de rodar por la madre patria, tal vez. Felicidades y como siempre, cuidate. Marcos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *