Las llamas del jardín

Llegar a la frontera fue fácil, mucho, además me acompañaba Hernán desde Guayaquil. Antes pasé por la Capital: Quito y me encontré en el anterior país, Colombia con Gaby, que amablemente me vino a buscar.

Muchas cosas me ha dado Ecuador, he conocido a gente interesante con un jardín con llamas (los animales, no las del fuego) me han llevado a la mitad del Mundo, una de las cosas que tenía ganas de hacer ya que unía una parte de mi círculo al poner al lado una de otra estas dos partes terrestres de África, donde comenzó mi viaje y América, donde lo continúo. Quito no me dejó sin aliento, debe ser que estoy acostumbrada a la altitud, de pequeña me crié entre Madrid y La Pinilla, que aunque no tiene más de 2000m en su cota más alta, de algo habrá servido no vivir al lado del mar. Es una ciudad increíble, contaminada de humos y pitidos como cualquier gran urbe del Mundo, exceptuando Europa y Norteamérica. Su centro histórico es delicioso, simplemente una joya, como ya está reconocido mundialmente. Sus habitantes sobre ruedas quedan los jueves para hacer una rodada nocturna, momento en el que no hay tráfico, está todo iluminado y bonito y la ciudad se rinde antes los pies de estos modernos corceles. Ahora me he dado cuenta que esta “moda” de hacer rutas de noche en las ciudades se extiende hacia el sur (y yo la voy a importar a España).

Ecuador has given me many things; I have met interesting people with llamas (the famous animal) in the garden, they have taken me to the equator of the earth, which I was wishing to do and by this way joint the African side and the America´s side of my trip. Quito did not leave me breathless, may be I am used to high altitudes; when I was a child I grow up between Madrid and La Pinilla (2.000 m. high). The good side of no living by the sea. Quito is amazing, polluted and noisy like any other big city in the no western world. Downtown is delicious, a jewel as it is well known in the whole world. The motors fans meet every Thursday night to run the city when there is no traffic and there are lights everywhere. This trend is expanding to the south of the continent (And I will import it to Spain).

 

De Quito ruteé hacia el sur, nunca sola, cruzando unas preciosas carreteras entre montañas, con un excelente asfalto y amplitud suficiente para trazar con mi Descubierta, una a una, cada curva. Flexión-extensión, me recuerda a las clases de esquí que hace tantos años me otorgaron. Flexión-Extensión, unas diez motos me acompañan, BMWs, Yamaha, Hondas, Suzuki…todos somos un gusano de colores que se desliza por la pendiente, flexión-extensión, sigo con mi propio mantra, dando gracias a el mundo por dejarme vivirlo así.

From Quito I took the route to the south, never alone, on beautiful roads among mountains with an excellent and wide surface allowing me to take all the turns easily. Flexion-extension, reminds me of ski lessons. Flexion-extension, ten bikes together: BMW, Yamaha, Honda, Suzuki… We are like a colourful worm sliding along. Flexion-extension, I follow my own mantra, giving thanks to the world for allowing me to live like that.

Toca parada y a la entrada de otro ruidoso y polvoriento pueblo nos espera un personaje que nos invita a pasar al campeonato de moto Cross que están haciendo a unos kilómetros. Todas las motos de nuevo allí y yo pensando en no caerme por la tierra hasta la recién inaugurada zona de aparcamiento especial para nuestras monturas. A los lados, los locos del moto-Cross, saltan badenes gigantes y hacen piruetas en el  aire. La afición viene se fotografía, pregunta y continúa animando a su piloto favorito. Por los altavoces oigo mi nombre y mi apellido, viene más gente a ver la moto, esto está muy divertido, pero tenemos que irnos. A mitad de camino me espera el grupo de relevo, estos ecuatorianos se han empeñado en que no viaje sola, y así es…

We stopped in another dusty and noisy village where we are invited to visit the motocross championship not far away. I was afraid of falling down at that unsafe road before reaching the parking lot. There, the crazy cross riders, jumping and performing pirouettes while all the fans take pictures and enjoy the show. At the speakers I hear my name, and many people come to see my bike. This is fun but we must leave, we have done just half way. The people of Ecuador do not want me to travel alone…

Después de un frugal ceviche y de tirarme un vaso de cerveza por encima, me despido. Me acompaña otra moto hasta un pueblo con nombre de santo que ya no recuerdo. Allí, y esperando más de tres horas, está Hernán, Gabriel y Faly, res amigos unidos por las dos ruedas que harán que mi paso por Guayaquil no se me olvide nunca.  Esta localidad costera al sur de Ecuador tiene lo que buena ciudad costera, un centro histórico precioso, con casas de madera de colores, con amplias estancias y bonitos patios interiores, un pintor del que me enamoro de uno de sus cuadros, aún sabiendo que no lo puedo comprar ni llevar ni nada…a cambio, lo fotografío sin que me vea. Un malecón o paseo marítimo último modelo, con su buque escuela abierto a visitantes y un montón de papas Noel y otros adornos de Navidad que me recuerdan lo cercana de esas fechas y lo que echo de menos a mi familia, entre la que incluyo desde hace años a mi amigos cercanos, con los que he crecido, algunos nos conocemos desde los 15 años y no hemos dejado de tomar unas cañitas (cervezas cortas) al menos una vez al mes. Cuanto los echo de menos.

After a frugal meal and throwing some beer over me I say goodbye. I reached another village whose name I do not remember, and after 3 hours waiting I meet 3 friends (Hernán, Gabriel and Faly) who made my visit to Guayaquil unforgettable. This city on the South coast of Ecuador has a lovely downtown, with colourful houses, big and beautiful patios, painters with paintings that made me fall in love. As I cannot buy nor take anything with me, I took pictures of the paintings. There is a brand new promenade, a school vessel open to visitors and many Santa Claus and other Christmas decorations that reminds me this holidays and how I miss my family and close friends. With some of these friends I used to meet at least once in a month to have some drinks. I miss them a lot.

Morriña fuera y a continuar viaje, después de ver unas iguanas mucho más dóciles que la que me arreó un coletazo en Cali, una catedral, el pueblo antiguo, el moderno…etc., me toca despedirme. Este momento de las despedidas cada vez lo llevo peor y siempre se queda con la promesa de regresar, de disfrutar más de ese trocito de Tierra, de ese sabor especial de su comida, de esa amistad comenzada y dejada a medias…es una de las cosas menos gratas de este viaje, despedirme. Desde Australia, donde dejé a Phil y Michel, a Steve y Lorna, en Los Ángeles, con Nick y su club de Scooters de Beverly Hill, en Alaska a el perro que curé los ojos y el matrimonio que lo cuidaba, a mis amigos de Fairbanks donde fui okupa en su casa,  a los divertidos y entregados mejicanos de Monterrey, DF o Guadalajara….

Homesickness out and back to the trip. I see some iguanas more quiets than the one that hit me in Cali, I see also a cathedral, the old town, the new town…etc., I must say goodbye. Saying goodbye is harder each time for me, I always promise to come back and enjoy again that place, that food, that newborn friendship. From Australia where I met Phil and Michel, Steve and Lorna; to L.A. with Nick and his Beverly Hills scooters club; passing by Alaska with the sick dog I took care of and my friends at Fairbanks where I was squatter at their home; to the fun and openhearted Mexicans from Monterrey, DF or Guadalajara….

Hernán me acompaña hasta la frontera, su motocicleta no lleva placa (Matricula) y no puede pasar más allá de la línea de aduanas. Nos despedimos con promesas para el octubre próximo que cumpliremos, mientras yo ya estoy en un nuevo País, en Perú, cada vez más cerca del final, cada vez más cerca de un nuevo principio que me da vértigo pensar.

Hernán is with me until the border: his bike has not plaque (registration number) so he cannot go further. We say goodbye with promises for next October that we will keep. Soon I am in a new country: Peru. I am closer to the end… A new beginning that makes me feel afraid of.

En el taller de Nando antes de salir
En el Taller de Nando, apretamos la cadena y endurecimos la precarga de…
Con la que fue mi compañera en PR, la nueva BMW 700
  No me había dado tiempo a escribir sobre…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *