El pasado martes estaba cerca del río Cofio en Madrid cerrando un círculo, el del bosque del viaje #AsiaEmisones0, una manera solidaria de finalizar una ruta llena de aventura, amor por la naturaleza y ayuda social.

Esta semana ha comenzado redonda, y no lo digo por el título de mi novela 360 Grados, lo digo porque he conseguido (hemos) cerrar un círculo. Os pongo en situación: en 2016 realizaba un viaje al que llamé Desafío (siempre lo son) #AsiaEmisiones0. Consistió en rodar tres meses por India y Nepal, recaudando fondos para dos ONGs Petit Mon y Amics de Nepal. Estas dos entidades trabajan en Katmandú (Nepal) y ayudan a niños y mujeres damificados por el terremoto que asoló el país en 2015 a seguir hacia delante. 

Durante mi periplo por India que comenzaba en Bombay aproveché para rodar con un grupo de amigos por la costa del mar Arábigo en una moto mítica: la Royal Enfield. Fueron 10 días de diversión y amistad, de descubrimiento y nuevas sensaciones sobre estas monturas. 

Después, el viaje continuó hacia el sur realizando de paso la prospección para el viaje en grupo de este año “Ruta de las Plantaciones” por la rica región de Kerala. (más información aquí) hasta llegar a Kanyakumari, el pico sur del subcontinente asiático. Desde ahí hasta Chennai, la capital del estese India y uno de los puertos marítimos con más trasiego de mercancías de esta parte del mundo, donde viví la aventura de meter la moto en un tren y llegar tras 20 horas de trayecto y 1.000 km hasta Calcuta. 

Desde esta ciudad caótica, salvaje y antiquisima, Calcuta, reanudé la marcha por asfalto (si es que lo había en algunos momentos) hasta la frontera con Nepal. Allí me esperaba un equipo de Televisión Española con el que conviviría una semana grabando uno de los reportajes más bonitos jamás hechos sobre un viaje en moto solidario. Un capítulo de la serie “Héroes Invisibles” en el que se muestra qué, cómo y para qué, hago estos viajes recaudando fondos para los más necesitados. En Nepal todo fue sentimiento y alegría, al poder entregar ese dinero, pero sobretodo al conocer a la gente de ese hermoso país, personas humildes, sencillas, simpáticas, acogedoras…como me pidieron que os transmitirse:

la mejor forma de ayudar a Nepal es viniendo aquí. - piopialo

Powered by Vcgs-Toolbox

Y os aseguro que es un país que merece la pena conocer, ya sea por sus montañas con “ochomiles”; ya sea por sus parques nacionales, su cultura milenaria…

 

Ayer llegaba a la zona de Madrid donde plantaríamos este futuro espeso bosque (pino, encina, serbal, roble, chopo), donde estaríamos cerrando un círculo, en una finca que forma un cerro al lado del río Cofio, justo al cruzar un gran puente desde el que se hace “puenting” en esta comunidad, un bosque que es el colofón de #AsiaEmisones0, que veremos dentro de unos años despuntar, un bosque lleno de árboles que nos representan a todos nosotros, a nuestro compromiso con el medio ambiente y nuestra solidaridad. Me parece maravilloso poder estar en este cartel que han dejado como testimonio, un cartel azul en el que aparecen todos y cada uno de los mecenas. Así  siempre que alguien lo lea sabrá de donde vienen estos árboles… así hemos conseguido dejar un legado para futuras generaciones y eso me hace sentir muy orgullosa. Hemos cerrado un círculo.

La jornada fue divertida con unos treinta niños que nos ayudaron a plantar, a reír y a disfrutar de una mañana al aire libre. Esta vez mi Ducati Scrambler no fue la protagonista, en realidad fueron ellos, los niños. Ellos son los que  siempre representan las cosas que unen a las personas como la amistad, la capacidad de imaginar y soñar, la inocencia.

Con este post os quería transmitir como fue este día, y daros una vez más las gracias a todos los que participáis en estas aventuras solidarias, sin vosotros, no sería posible estar cerrando un círculo. 

Gracias.

Esta vez no os voy a dar consejos sobre qué regalar en San Valentín a un/una motociclista, ya que lo tenéis en este otro post,…
La historia de primeras motoviajeras, las pioneras en moto, las mujeres que rompieron moldes y se enfrentaron a la sociedad de su momento, ha llegado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *